jueves, 31 de diciembre de 2009

Santa nox

Uno de los villancicos más conocidos en todo el mundo es "Noche de Paz", que ha sido traducido a cientos de idiomas. El original fue compuesto entre 1816 y 1818 por un sacerdote austriaco, J. Mohr y un organista, F.X. Gruber, y su título original era "Stille Nacht", es decir, Noche silenciosa. Existen diversas leyendas sobre el origen del villancico; según la más extendida, la víspera de la Navidad de 1818 el órgano de la iglesia de San Nicolás de Oberndorf, donde Mohr ejercía de párroco, se había estropeado. El sacerdote acudió al organista con una letra que había escrito hacía unos años y le pidió que compusiera una melodía que pudiera ser interpretada con una guitarra en la misa de esa misma noche, para evitar que la noche fuera demasiado "silenciosa".
"Stille Nacht" también ha sido traducido al latín (¡cómo no!) y he encontrado varias versiones. De todas ellas, he elegido la que me parece más cantable, ya que la letra latina se ajusta mejor a la música a la que estamos habituados:


Santa nox, placida nox!
Nusquam est nulla vox.
Par Sanctissimum vigilat,
crispo crine quieti se dat,
Puer dulcissimus, Puer dulcissimus.
Santa nox, placida nox!
Certior fit pastor mox.
Angelorum alleluia
sonat voce clarissima
Iesus Salvator adest, Iesus Salvator adest.

Santa nox, placida nox!
Nate Dei, suavis vox
manat ex ore santissimo,
cum is nobis auxilio,
Christe natalibus, Christe natalibus.

Intentaré traducirlo respetando la división en versos (aunque así puede sonarnos algo raro en algunos momentos):

Noche santa, noche tranquila
en ningún sitio hay voz alguna
La Santísima Pareja vela
con cabello rizado, al sueño se entrega
un Niño dulcísimo, un Niño dulcísimo

Noche santa, noche tranquila,
pronto llega un pastor verdadero.
El aleluya de los ángeles
suena con voz clarísima
Jesús el Salvador está aquí, Jesús el Salvador está aquí.

Noche santa, noche tranquila,
Hijo de Dios, una voz suave
mana de Tu boca santísima
cuando vienes en nuestro auxilio,
Cristo, en Tu nacimiento, Cristo en Tu nacimiento.

Por desgracia no he encontrado un video con la canción, así que si queréis comprobar cómo suena, tendréis que probar vosotros mismos.
Felices Fiestas.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Hélena


Una canción de Yorgos Stavrianós (letra y música) cantada por Costas Mantzios. Aunque se la conoce popularmente en Grecia por “Eleni”, se titulaba originalmente “En el asedio cae siempre Troya”, como repite proverbialmente un verso del estribillo. Y es que la letra hace alusión a la legendaria Hélena de Troya, raptada por Paris según los griegos o fugada con él según los troyanos; por eso nos permitimos restituir su nombre, como es debido, con hache y con acento esdrújulo.



Στάσου, στάσου, δες τα σφάλματά σου.
O καιρός αρχίζει και μετρά.
Bιάσου, βιάσου, κάνε την καρδιά σου
δάσος μεθυσμένο με πουλιά

Δεν είν' η Ελένη που σε περιμένει,
μια ζωή χαμένη τρέχει ολοταχώς.
Sτην πολιορκία πέφτει πάντα η Τροία.
Bγάλε την τελεία, ψάξε για το πw//ς.


Έχεις μάθει μια ζωή στα λάθη
κι η ζωή σε παίζει στα ψηλά,

u//ψη bάθη και ποιος θα σου μάθει
πως η αγάπη μένει στα γιαπιά.

Δεν είν' η Ελένη που σε περιμένει,
μια ζωή χαμένη τρέχει ολοταχώς.
Sτην πολιορκία πέφτει πάντα η Τροία.
Bγάλε την τελεία, ψάξε για το πw/ς.





Detente, detente, mira tus equivocaciones.

El tiempo comienza y calibra.

Date prisa, date prisa, haz de tu corazón

un bosque borracho de pájaros.


No es Hélena quien te espera,

una vida perdida pasa a toda velocidad.

En el asedio cae siempre Troya.

Ponle punto final, busca el cómo.


Has aprendido toda una vida los errores

y la vida juega contigo a las alturas:

subidas, bajadas, y quién te enseñará

que el amor está en construcción.


No es Hélena quien te espera,

una vida perdida pasa a toda velocidad.

En el asedio cae siempre Troya.

Ponle punto final, busca el cómo.








sábado, 26 de diciembre de 2009

Un amor imposible (otra viñeta de Arcás)



Sou ei/pa giati/ egw/ ei/mai Udroxo/ov ki esu/ Parqe/nov

Una traducción del argumento que usa el pájaro para justificarle al hipopótamo enamorado y embelesado la incompatibilidad de sus caracteres y que, por lo tanto, su amor es imposible podría ser: -¡Te lo dije! ¡...porque yo soy acuario y tú eres virgo!

En griego clásico podria haberse escrito así:
So\i ei)=pon dio/ti e)gw\ ei)=mai U(droxo/ov kai\ su\ Parqe/nov. Como podéis ver no hay muchas diferencias porque se trata básicamente de la misma lengua. Además, los antiguos griegos ya utilizaban los mismos nombres astrales que se usan ahora para las constelaciones del zodíaco. En la antigüedad no se distinguía todavía la astronomía, que es una disciplina científica moderna, de la astrología, que es una superchería en la que muchísima gente, parece mentira, sigue creyendo todavía en el mundo de hoy, como el pájaro que dibuja Arcás, que justifica astrológicamente su incompatibilidad de caracteres, su imposible amor.

U(droxo/ov es Acuario en griego (ya aparece en Plutarco y en la Antología Palatina). Significa literalmente "el que vierte el agua", el "aguador" y es un compuesto de las palabras u(/dwr y el verbo xe/w que quiere decir "verter, derramar", como en la expresión, muy frecuente en Homero, xe/ei u(/dwr Zeu/v que equivale a "Zeus hace caer la lluvia". Hay que decir que la palabra clásica para el agua u(/dwr -emparentada etimológicamente con la latina "sudor"- ha caído algo en desuso en griego moderno, donde se ha visto desplazada por nero/, aunque se sigue utilizando en cultismos, como hacemos en español con los helenismos hidrato, deshidratar, anhídrido, hidroeléctrico, hidrógeno, clepsidra, que es el nombre del reloj de agua, e hidra, que es como se denomina a un animal acuático ... Nuestra palabra "acuario" procede del latín "aquarius" y "aqua".


Parqe/nov significa "doncella, virgen, muchacha", y de ahí el nombre de la constelación que nosotros denominamos con palabra latina "Virgo". Era también en griego antiguo una denominación de la diosa Palas Atenea, que era virgen, de donde le vino el nombre de Partenón al templo que los atenienses le dedicaron en la acrópolis de Atenas.
¿Y tú? Averigua de qué signo eres:





¿Y en latín? ¿Cómo se llama tu signo? ¿Aries, Pisces, Aquarius, Capricornus, Sagittarius, Scorpio, Libra, Virgo, Leo, Cancer, Gemini, Taurus? Observa el dibujo que realizó un monje del monasterio de Sant Gall en el siglo IX después de Cristo en un códice manuscrito. Representó los doce signos del zodíaco con los símbolos que ya se utilizaban en los tiempos antiguos y que como puedes comprobar en cualquier revista o periódico, o en los dibujos de arriba, se siguen empleando todavía. El zodíaco es el círculo de las constelaciones que recorre el sol en un año.



martes, 22 de diciembre de 2009

Felicitación y villancico



La cantante irlandesa Enya nos deleita cantándonos en latín, por supuesto, el villancico clásico "Adeste fideles". Os deseamos con él y con esa voz suya que es como la de los mismísimos ángeles unas felices fiestas saturnales. (No, no nos hemos confundido; lo hemos puesto adrede porque los romanos lo que celebraban por estas fiestas eran, antes que las navidades cristianas, las saturnales paganas, que coincidían con el solsticio de invierno, y con el reinado legendario de Saturno y la esperanza de que volviera a la Tierra la Edad de Oro).




lunes, 21 de diciembre de 2009

La danza de Zorba el griego

Si hay alguna melodía que representa a Grecia en todo el mundo como si fuera un himno, esa es la danza que compuso Mikis Theodorakis para la película "Zorba el griego" en 1964, basada en la novela "Alexis Zorba" del escritor Nikos Katzanzakis e interpretada por un genial Anthony Quinn en el papel de griego vitalista que sonríe ante las calamidades y sinsabores de la vida y enseña a bailar el sirtaki a su amigo inglés en la escena final de la película. Escuchadla una vez y tardaréis en olvidarla.



jueves, 17 de diciembre de 2009

Dos poemas bilingües

Os presento dos poesías que están en latín pero que pueden leerse en español como si las hubiera escrito Cervantes mismo porque no necesitan traducción. ¿Cómo es posible que no haga falta traducirlas si están en latín? Os preguntaréis algunos de vosotros. ¿Tampoco hace falta hacer engorrosos análisis morfológicos y sintácticos? No hace falta, no, aunque parezca mentira. Y, sin embargo, todas las palabras están declinadas y conjugadas según las normas de la gramática. No hace falta traducir ni analizar, aquí reside la gracia del asunto, porque se entienden. ¿Y cómo es posible? Porque también están escritas en español, y significan exactamente lo mismo en una que en otra lengua. Por algo el latín es la lengua madre de esta lengua que hablamos y escribimos nosotros y por algo se dice que "de tal palo… tal astilla".


La primera es de la poetisa mexicana Sor Juana Inés de la Cruz (1651-1695). A propósito. Merece la pena que sepáis algo de esta mujer que se metió a monja pero que no fue santa. De ahí lo de "sor" , que tanto se parece al francés "soeur" (del latín "soror", que quiere decir hermana).


Se cuenta de ella que aprendió a leer y escribir a los tres años tomando lecciones de su hermana mayor a escondidas de su madre. Enseguida descubrió la biblioteca de su abuelo y allí se aficionó a los libros. Aprendió todo cuanto era conocido en su época, es decir, leyó a los clásicos griegos y romanos, y la teología del momento. El amor al saber de la niña Juana era tanto que, deseosa de aprender, le propuso a su madre disfrazarse de hombre para asistir a la universidad, según ella misma escribió.


Prefirió el convento al matrimonio, pero no porque fuera muy religiosa, sino porque el convento le permitía dedicarse a lo que le interesaba, que era el estudio. Ella misma escribió que lo que quería era “vivir sola... no tener ocupación alguna obligatoria que embarazase la libertad de mi estudio, ni rumor de comunidad que impidiese el sosegado silencio de mis libros”. Buena conocedora de las letras griegas y latinas, escribió este poema bilingüe en 1679 dedicado a la Virgen María.


Divina Maria, rubicunda aurora,
matutina lux, purissima rosa,
Luna quae diversas illustrando zonas,
peregrina luces, eclipses ignoras.

Angelica scala, arca prodigiosa,
pacifica oliva, palma victoriosa.
Alta mente culta, castissima Flora,
pensiles foecundas, candida Pomona.

Tu quae, coronando conscientias devotas,
domas arrogantes, debiles confortas.
Dominando excelsa, imperando sola,
felices exaltas mentes quae te adorant.

Tu sustentas, pia, gentes quae te implorant,
dispensando gratias, ostentando glorias.
Triumphando de culpa, tremenda Belona,
perfidas cervices dura mente domas.

Talamos empyreos ornas deliciosa,
amando inocentes, discordes conformas.
Tristes te invocamus: concede gloriosa,
gratias quae te illustrant, dotes quae te adornant.

[Estribillo]
Vive, triumpha tranquilla, quando te adorant
Seraphines cantando perpetuas glorias.





El segundo poema pertenece al poeta también mexicano contemporáneo Tarsicio Herrera Zapién:


Quando cantas, quando suspiras

tu suscitas vivos amores.

Dulce mente calmas dolores

quando pulsas canoras lyras.


Tu, evitando torvos errores,

intra muros ocultas iras

atenuando radiantes flores

lunas fulgidas lente gyras.


Sólo el español (y el italiano) son capaces entre las lenguas romances de admitir estos poemas bilingües y permitir esta "movilidad" y estos juegos, que nunca están de más para apreciar la conexión entre el latín y las lenguas derivadas.


viernes, 11 de diciembre de 2009

Las marcas y el mundo clásico

A nadie tengo que explicar qué es Nike. O Duralex. O un Focus. ¿Y qué tienen en común todas estas marcas?¿Nada? Pensad un poco más... efectivamente: son palabras griegas o latinas.

Alguno me mira con cara de sorpresa. Pues hay muchas más; hagamos un pequeño repaso:

Una de las marcas con nombre griego más conocidas es NIKE, en griego νική, que significa "victoria". Un buen nombre para una marca de ropa deportiva. Pero no nos olvidemos de KAPPA o DIADORA, recordando el espíritu olímpico de la antigua Grecia.

Las letras griegas también nos sirven para vender relojes, como OMEGA. Y coches, como el LANCIA YPSILON. En realidad, el mundo automovilístico es una mina a la hora de buscar nombres griegos y latinos: junto a las marcas AUDI y ALFA ROMEO, tenemos los modelos FORD FOCUS, RENAULT CLÍO, OPEL ASTRA, NISSAN MICRA, VOLKSWAGEN EOS... y no sigo, pero hay muchos más.

Seguro que todos hemos comido en una vajilla de DURALEX y envuelto el bocadillo en papel ALBAL. Hemos visto anuncios de pinturas TITÁN y de seguros de salud SANITAS y conocemos productos de limpieza como AJAX, que es el nombre de uno de los héroes griegos que combaten en Troya. Y no hablemos ya de todos esos productos que se anuncian como SUPER, SUPRA, PLUS o ULTRA, palabras que se aplican a todo tipo de cosas, desde un detergente a un electrodoméstico.



Algunos expertos en publicidad y en márketing ya han comenzado a estudiar este fenómeno, que se extiende también a los nombres de empresas, como CRITERIA, REALIA, ARGENTARIA, ITINERE... Y están comprobando que los nombres grecolatinos, o con reminiscencias clásicas, están sustituyendo poco a poco al inglés. Quizá porque da imagen de prestigio. O porque suenan bien en casi todas las lenguas. O simplemente por evitar el inglés, que ya está muy visto. El caso es que abundan como las setas en otoño.

¿A alguien se le ocurre alguna más? A ver cuántas marcas conseguimos entre todos...

domingo, 6 de diciembre de 2009

¿Griego clásico o moderno?







¿Dos lenguas distintas o la misma lengua algo evolucionada? La viñeta de Arkás está escrita en griego con letras mayúsculas como se hace muchas veces en los comics: lo mismo podría ser griego clásico que moderno porque tanto podrían entenderla Aristóteles o Platón si levantaran la cabeza como cualquier griego contemporáneo. Y eso se debe a que, clásica o moderna, la lengua es básicamente la misma, una de las más antiguas de Europa, más ricas, cultas y agraciadas por su legado filosófico y literario.


Si escribimos con minúsculas lo que se supone que dice el rinoceronte de Arkás con mayúsculas a propósito de sí mismo, tenemos lo siguiente:


Nai, alla/ e/xw eswterika/ xari/smata


Notad que los acentos serían los mismos, pero que el griego actual carece de espíritus ásperos, por lo que todas las palabras que comienzan por vocal tienen espíritu suave; y por lo tanto, no es preciso anotarlo. En griego clásico la frase se habría escrito así con todos sus signos diacríticos:


Nai/, a)lla/ e)/xw e)swterika/ xari/smata


En cuanto a la pronunciación, esta frase en griego clásico se pronunciaría exactamente igual que en griego moderno, salvo la primera palabra, que se leería “ne” en lugar de “nai", porque actualmente “ai” se lee “e”.


Intentemos ahora traducirla buscando las palabras en el diccionario. Nos va a dar igual que usemos para esta frase un diccionario de griego clásico que de moderno. Tenemos:


nai

alla// pero

e/xw tener, poseer (e/xw es primera persona del singular del presente de indicativo, por lo tanto: tengo)

eswteriko/v h/ -o/ interior, interno (existe en español “esotérico” con el mismo significado, aunque tenemos que tener cuidado de no confundirlo con “exotérico” o "exótico" con equis; "exotérico" es todo lo contrario y significa "común, accesible para el vulgo, de fácil acceso para la mente", y de ahí que así se llamara a la doctrina que los filósofos de la antigüedad manifestaban públicamente).

xa/risma to talento, don, cualidad (xari/smata es un neutro plural; en español se conservan "carisma" y "carismático").


En cuanto a la traducción de lo que dice el rinoceronte de Arkás, que parece leernos el pensamiento y reconocer la fealdad de su aspecto físico, una versión, un poco libre, podría ser:


- Sí, pero tengo "belleza" interior.


¿Se te ocurre alguna otra?





jueves, 3 de diciembre de 2009

Una canción de Melina Aslanidou

Aquí tenéis el vídeo de una actuación en directo de la griega Melina Aslanidou interpretando la canción "He recordado el pasado", que hemos escuchado en clase.

Os subrayo algunas palabras de la letra que tienen especial interés por su relevancia etimológica y por su transparencia. Son palabras griegas que seguimos usando nosotros: fantásmata (fantasmas), kardiá (corazón), polý (mucho), óneira (sueños), nostalgía (nostalgia), drámata (tragedias)... Son palabras clave que conjuran y pueblan enseguida un universo fantasmagórico, fantástico y fantasmal, como corresponde a la evocación del pasado, cardiovascular o visceral, lleno de sentimientos difíciles de expresar, polimorfo, polifónico y polisémico, onírico, nostálgico y dramático.

Pero si hubiera que elegir una de todas estas palabras, yo señalaría "nostalgia", porque es la más griega de todas: es una afección del alma que consiste en un dolor agudo que se debe a la imposibilidad de volver a casa, a los orígenes: el guerrero no acaba de regresar y se consume en la añoranza de su pasado, de su tierra natal, de sus seres queridos... Como Odiseo, el héroe más griego de todos, el que más padeció la nostalgia en sus propias carnes.






Το παρελθόν θυμήθηκα

Και πάλι ξαναγύρισες
στη σκέψη μου απόψε.
Το παρελθόν θυμήθηκα.

Ξυπνήσανε φαντάσματα,
με πήρανε τα κλάματα.
Kαρδιά, κι' αν πόνεσες πολύ,
το δάκρυ, αν θέλεις, κόψε.

Περάσαν απ' τα μάτια μου
στιγμές ευτυχισμένες
και τα σβησμένα όνειρα
με ρίξανε τα δάκρυα,
κουρέλι σε μια άκρια,
με νοσταλγία τριγυρνώ
σε ώρες περασμένες

Πριν χρόνια που χωρίσαμε
μια νύχτα σαν απόψε,
ποτέ δεν τη λησμόνησα.

Έχει η ζωή μας δράματα
που παίρνουνε τα κλάματα.
Kαρδιά, κι' αν πόνεσες πολύ,
το δάκρυ, αν θέλεις, κόψε.



He recordado el pasado


Y otra vez has vuelto

a mis pensamientos esta noche.

He recordado el pasado.


Despertaron los fantasmas,

me provocaron las lágrimas.

Corazón, aunque has sufrido mucho,

el llanto, si quieres, deténlo.


Pasaron antes mis ojos

momentos afortunados

y, borrados, los sueños

me hicieron brotar el llanto,

un trapo en una esquina,

con nostalgia doy vueltas

a horas pasadas.


Hace años que nos separamos

una noche como esta noche,

nunca la he olvidado.


Tiene nuestra vida tragedias

que provocan las lágrimas.

Corazón, aunque has sufrido mucho,

el llanto, si quieres, deténlo.




miércoles, 2 de diciembre de 2009

La vida de Brian

En 1979 se estrena probablemente una de las películas más divertidas de los Monty Python: La vida de Brian. Cuenta la historia de un niño que nace el mismo día que Jesucristo y varias veces es confundido con él, aunque en realidad sus vidas sean muy distintas.
Brian entra se convierte en un activista contra la ocupación romana y una de sus primeras acciones será realizar una pintada instando a los romanos a abandonar Palestina y volver a casa. Pero tiene algún problemilla con el latín...