jueves, 29 de abril de 2010

La muerte de Sócrates


El pintor francés Jacques Louis David pintó así en 1787 la escena de la muerte de Sócrates, el filósofo que sólo sabía que no sabía nada y que no dejó ni una sola palabra escrita. El cuadro refleja fielmente el trágico momento que nos describe Platón en su diálogo "Fedón", que estamos estos días traduciendo en clase. Vemos a Sócrates, condenado a muerte, víctima del sistema democrático ateniense entonces vigente, sosteniendo en el centro del cuadro con una actitud serena la copa letal de cicuta que apurará de un trago y que pondrá fin a su vida, rodeado de sus más conspicuos discípulos, visiblemente apesadumbrados.

Otro pintor, François Louis Joseph Watteau, imaginó así la misma escena en 1780. Nos presenta a un Sócrates menos juvenil que el de David, como puede verse, y más cercano tal vez al real, que murió a los 70 años de edad, en el 399 antes de Cristo:




miércoles, 21 de abril de 2010

Buon compleanno, Roma!


No viene mal recordar aquí y ahora la historia de Rómulo y Remo, porque tal día como hoy se celebra precisamente en la capital italiana el 2763 aniversario de la Ciudad Eterna. Roma, en efecto, fue fundada según la leyenda el 21 de abril del año 753 antes de Cristo; por lo que hoy cumple nada más y nada menos que 2763 añitos, que no son pocos. ¿Os imagináis a la loba capitolina que amamantó a los dos gemelos apagando 2763 velas?

Bueno, pues para celebrarlo vamos a escuchar nosotros la canción "Romulus", del grupo canadiense de heavy rock Ex Deo, que trata sobre el crimen fundacional de Roma, es decir sobre el asesinato de Remo por parte de su hermano gemelo, que se convierte así en el primer jefe de estado de la urbe recién creada.

La letra está, obviously, en inglés. Pero se entiende muy bien, si hacéis el esfuerzo de leerla. En cuanto al videoclip ¿no os recuerda algo a la estética de una conocida película basada en un cómic?






Romulus, from the wolf’s mouth I feed eternity
Romulus, with my brother’s blood I opened wide the gates of time

Standing at the hill cliff
A flock of birds crown me
I am fathered by the god of war, I am the king of Rome

Then his jealousy blooms, the envy to lead my people:
So perish everyone who shall leap over my wall!

Romulus, from the wolf’s mouth I feed eternity
Romulus, with my brother’s blood I opened wide the gates of time

Rise the Legions that by the kingdom
Within my beating heart, the sword and spear shall govern

Remus defied me, and I shall strike upon those who disobey me with death!

I am Romulus
I am the king of Rome
An empire shall rise!

Romulus, from the wolf’s mouth I feed eternity
(Romulus!)
Romulus, with my brother’s blood I opened wide the gates of time


Examen de latín, según Forges

Una pequeña pausa para reír un rato.

Dice Forges que es un caso real. No sé yo...


domingo, 18 de abril de 2010

Carpe diem



Los tatuajes están de moda. Y hay gente a la que le gusta tatuarse, además de alguna imagen, una frase. Y hay quienes eligen el latín como lengua de expresión de esa frase, quizá por la economía lapidaria de nuestra entrañable lengua muerta.

Es el caso del célebre "carpe diem" de Quinto Horacio Flaco, que significa, como se sabe, "coge el día", lo que quiere decir "aprovecha el día, no lo dejes escapar". No quiere decir, como a veces se piensa, que haya que disfrutar a tope porque la vida son dos días y la muerte algo inminente, porque ¿quién es capaz de disfrutar a tope pensando una cosa así, con la amenaza sombría de la espada de Damocles sobre nuestras cabezas?

Carpe diem sine metu: aprovecha el día sin miedo.


Es algo más profundo que eso. El poeta nos dice que en lugar de lo que hacemos habitualmente que suele ser vivir en el pasado recordando siempre lo que hicimos el otro día o hace cuatro años, o vivir en el futuro haciendo planes para el fin de semana que viene, o proyectos para las próximas vacaciones, para un futuro inasible porque el futuro por definición es lo que no existe todavía, lo que está siempre por venir y no acaba de llegar nunca, deberíamos ocuparnos de vivir... íbamos a decir "el presente". Pero ¿qué es el presente? Si el pasado no existe porque son recuerdos y el futuro tampoco porque es la proyección de nuestros deseos o temores ¿qué es el "presente"?

Socráticamente hay que reconocer que no lo sabemos. Lo más que podemos decir es que hay que vivir ahora, ahora mismo -y no estamos diciendo que haya que vivir "el ahora", que no es lo mismo, sino ahora. Y ¿qué quiere decir eso? Pues que tendríamos que dejar de habitar en el pasado y alojarnos siempre en el futuro porque, mientras hacemos eso, no vivimos. Sencillamente.




Tu ne quaesieris (scire nefas) quem mihi, quem tibi
finem di dederint, Leuconoe, nec Babylonios
temptaris numeros. Vt melius quicquid erit pati!
Seu pluris hiemes seu tribuit Iuppiter ultimam,
quae nunc oppositis debilitat pumicibus mare
Tyrrhenum, sapias, uina liques et spatio breui
spem longam reseces. Dum loquimur, fugerit inuida
aetas: carpe diem, quam minimum credula postero.

(Horacio Odas I, 11)

Tú no indagues (saber no es menester) plazo que a mí y a ti
dado el cielo nos ha, Cándida, y no te hagas babilónico
el horóscopo. ¡Más vale sufrir cuanto nos venga a ser!
Si es que Júpiter da más o te dio tu último invierno ya,
éste que hace amainar contra el cantil hoy al Tirreno Mar,
ten sentido común, vino a colar pon, y en tan breve luz
deja el largo esperar. Que en el hablar ídose el tiempo habrá
hostil. Coge la flor de hoy, sin creer nada en el porvenir.




jueves, 15 de abril de 2010

Calimera, Elada (Buenos días, Grecia)

He aquí un videoclip de promoción turística de Grecia que sólo con la música y las imágenes y en el tiempo record de 47 segundos -¡no llega a un minuto!- nos sumerge en lo más típico y tópico del país helénico. (Atención a las últimas imágenes, después del templo de Sunion, a partir de 0,37 segundos: corresponden al recientemente inaugurado en Atenas museo de la Acrópolis). ¿No apetece un viaje a Grecia después de esto para poder practicar el "Calimera"?