miércoles, 6 de agosto de 2014

Una ciudad romana

El plano de la ciudad romana está tomado de aquí.


Imaginemos cómo sería una ciudad romana (oppidum) con sus murllas (muri),  las torres de las murallas (turres), las puertas de entrada (portae) a las que se accedería por el puente (pons) de una calzada (via) que atraviesa un río (flumen), por ejemplo. Una vez dentro de la ciudad (oppidum),  nos encontramos con la estructura reticulada propia de un campamento militar, que sirvió de modelo a muchas ciudades romanas, atravesada por las dos vías principales perpendiculares: el cardo (cardo) de norte a sur y el decumano (decumanus) de este a oeste, en cuya intersección encontraremos el foro (forum) o centro neurálgico de la ciudad, donde se halla la zona monumental con los templos (templa), el palacio de justicia (basilica), algún arco de triunfo (arcus) y no lejos de allí el hervidero del mercado (macellum)  y las termas (thermae) o baños públicos a los que tan aficionados eran los antiguos romanos. El suministro de agua llegará a la ciudad a través de fuentes, por supuesto, alimentadas por algún acueducto (aquaeductus) y depósito de agua (cisterna). No pueden faltar en ninguna ciudad romana que se precie los edificios dedicados a los espectáculos públicos: el teatro para las representaciones dramáticas (theatrum), el anfiteatro para la lucha de gladiadores entre sí o con las fieras (amphitheatrum) y el estadio o hipódromo para las carreras de cuadrigas (circus), de las que tanto gustaban todos los públicos. Las manzanas de la ciudad están formadas por bloques de pisos (insulae) de tres o cuatro alturas.

Este podría ser el resultado de nuestra ciudad ideal, si juntamos el acueducto de Segovia, el arco de Medinaceli en Soria, el anfiteatro de El Djem en Tunicia, la Basílica Majencia del foro de Roma, la calzada de Bárcena de Pie de Concha en Cantabria -sin ir más lejos-, el cardo de Jerash en Jordania,  el Circo Máximo de la capital del Imperio, la cisterna de Estambul, la vía decumana de Timgad en Argelia, que conserva sus columnas, el foro de Sbeitla en Tunicia, una ínsula o edificio de pisos en Ostia Antica, el mercado del Foro de Trajano, en Roma,   la muralla de Lugo, el río Gardon en la Provenza francesa sobre el que se construyó el puente y acueducto del Pont du Gard, el puente de piedra de Mérida, las puertas de la muralla de Lugo, el teatro de Mérida, el templo de la Maison Carrée de Nîmes, las termas de Bath en Inglaterra y un torreón de la muralla de Tarragona, por ejemplo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada