viernes, 25 de abril de 2014

Latín porcino (y II)


Segunda y última parte por ahora de Pig Latin (Latín porcino), de Grant Snider, tomada de su muy recomendable página por muchos conceptos Incidental comics.

Seguimos con las aventuras de nuestro cerdo, que ha logrado escapar de la granja y acaba metiéndose en un Instituto, y aprovechamos para explicar los latinismos que nos propone, que perduran como fósiles en la lengua del Imperio y en la nuestra propia.

-Ex nihilo: De la nada. El aforismo completo es ex nihilo nihil de la nada nada (proviene), tomado de un verso del poeta Lucrecio (I, 155) nihil posse creari / de nihilo: nada puede surgir de la nada. De la palabra latina NIHIL proceden, sin embargo, nuestros cultismos nihilismo y nihilista, así como el verbo aniquilar, del verbo annihilare, que se encuentra ya en latín tardío, con el significado de "reducir a nada, considerar como nada". 
-Mea culpa: Por mi culpa. Expresión de la liturgia cristiana perteneciente a la oración "yo pecador" que se entona al comienzo de la misa: suele usarse para admitir la responsabilidad por alguna equivocación. 
-Terra firma: Tierra firme.
-Terra incognita: Tierra desconocida. La expresión se encuentra en mapas antiguos sobre regiones inexploradas.
-Compos mentis: Dueño de sus facultades mentales. En el cómic de Snider, el pájaro comenta, cuando el cerdo decide entrar al Instituto o Universidad (High School en el original)  "Porcus non compos mentis..." El cerdo no está en sus cabales o en plenas facultades mentales.
-Alma mater: Madre nutricia. Los romanos denominaban así, según comenta Herrero Llorente en su Diccionario de Expresiones y frases latinas,  a las diosas Ceres y Venus. Posteriormente esta denominación sirvió para aludir a la Patria, y hoy sirve para calificar a la Universidad como madre que alimenta espiritual y científicamente a los estudiantes.  En lenguaje periodístico, se utiliza también para referirse a una persona que se considera fundamental en el funcionamiento de una institución o equipo. En el cómic de Snider, aparece modificado como "Dura mater".
-Alter ego: Otro yo.
-Tabula rasa: Tabla lisa... y,  por lo tanto, superficie en blanco apta para recibir nuevas impresiones. Se considera abreviación de la afirmación aristotélica Sicut tabula rasa in qua nihil est scriptum: Como una tabla en blanco en la que no hay escrito nada. 
-Ad nauseam: Hasta la náusea, hasta el punto del disgusto.
-Tempus fugit: El tiempo huye. Leyenda que aparece en algunos relojes y meriadianas solares, recuerdo del verso de Virgilio: fugit irreparabile tempus. En el cómic, el pájaro comenta: tempus non fugit, porque el tiempo se le hace eterno, como si no pasara y se hubiera detenido para siempre,  a nuestro protagonista que se aburre y se duerme en clase.
-Curriculum vitae: Trayectoria o recorrido de la vida.
-Ex libris: De los libros. Marca que el propietario de un libro pone en él para acreditar que le pertenece.
-Magnum opus: Obra importante. Esta expresión alude a la obra de arte más significativa de un autor.
-Magna cum laude:  Con gran alabanza. Se usa comúnmente para el resultado de un grado académico universitario máximo, por lo general el resultado. Se distingue: cum laude, magna cum laude y maxima cum laude: con alabanza, con gran alabanza, con la mayor alabanza.

miércoles, 23 de abril de 2014

Latín porcino, según Grant Snider




Latín porcino es una mala traducción aproximada  de Pig latin (latín de los cerdos), que es como se denomina en inglés a una desfiguración de la lengua del Imperio, una jerigonza o jerga  que se usa como divertimento o para conversar entre iniciados sin que se enteren los demás. También es el título del cómic impagable, como todos los suyos, de Grant Snider, tomado de su página Incidental comics

Aquí tenéis una breve explicación del significado y ulitización de los latinismos (o latinajos) que utiliza:

-Cogito ergo sum: Pienso, luego existo. Principio de la filosofía de René Descartes en su Discurso del método.
-Memento mori: Recuerda que eres mortal, que vas a morir. Frase que repiten los monjes trapenses cada vez que se encuentran. También se llama así a la calavera que aparece en algunos cuadros barrocos, y que simboliza la muerte.
-Persona non grata: Persona indeseable. Suele utilizarse especialmente en el lenguaje diplomático.
-Argumentum ad hominem: Argumento dirigido contra la  persona (no contra el razonamiento). Tergiverasación de un argumento válido consistente en descalificar a la persona que lo afirmó.
-Carpe diem: Aprovecha el día. Verso y tópico literario del poeta Horacio.
-Per alas porci: En las alas de un cerdo. El escritor estadounidense John Steinbeck acuñó el lema “Ad astra per alas porci” (Hasta las estrellas en las alas de un cerdo) y el dibujo de un cerdo alado al que llamó Pigasus (en lugar de Pegasus, porque pig es cerdo en la lengua del Imperio) como sello personal al considerarse un animal inepto para el vuelo que, sin embargo, aspiraba a volar.
-E pluribus unum:  A partir de muchos, uno. Expresión de Agustín de Hipona para indicar que la unión hace la fuerza. Esta frase latina figura en el escudo de los EE.UU.
-Citius, altius, fortius: Más rápida-, más alta-, más fuertemente. Lema que simboliza el espíritu olímpico, que se le atribuye al barón de Coubertin en la inauguración de los primeros juegos modernos en 1896.
-Ad astra per aspera: Hasta las estrellas por los caminos difíciles. Frase, atribuida a Séneca el joven,  que indica que para conseguir algo hay que esforzarse.
-Deus ex machina: Un dios (bajado) a través de una máquina. Lenguaje teatral. Era costumbre que al final de algunas piezas de teatro apareciera un dios o elemento sobrenatural para desembrollar el enredo. La expresión designa, en sentido figurado, el desenlace más dichoso que verosímil de una situación dramática o trágica.

lunes, 21 de abril de 2014

Paseo virtual por la antigua Roma (anno Domini 320)

24.04.2012 - 19:40h Rome Reborn es el nombre de la iniciativa de la Universidad de Virginia, en Estados Unidos, dedicada al desarrollo de un modelo digital de ilustración urbana en 3D de la Roma antigua, desde los primeros asentamientos a finales de la Edad de Bronce (año 1000 AC) hasta principios de la Edad Media (año 550 DC). La última versión de este viaje virtual a la capital italiana en el año 320 DC incorpora nuevos edificios emblemáticos como el Panteón e incluye animaciones.

Ver más en: http://www.20minutos.tv/video/dhouxE47-un-recorrido-por-la-roma-antigua-en-3d/0/#xtor=AD-15&xts=467263

Celebremos el 2767 aniversario, nada menos, de la fundación de Roma, que, según la leyenda, se produjo el 21 de abril, tal día como hoy mismo, sí, del año 753 antes de la era cristiana, dando un paseo por la ciudad que fundaron Rómulo y Remo.  La Universidad de Virginia, Estados Unidos, ha realizado, dentro de su proyecto Roma Reborn,  esta resurrección virtual de la antigua Roma del año 320 después de Cristo, que incluye un breve paseo de apenas cinco minutos de duración por la città eterna, desde la isla tiberina y el río Tíber, pasando por los palacios imperiales, el Circo Máximo, donde se realizaban las carreras de cuadrigas,  el imponente septizodio, del que sólo queda su trazado al pie del Palatino, el acueducto Claudio, el arco de Constantino, la fuente monumental de la Meta Sudans, la estatua del Coloso del Sol, hoy desaparecida pero que dio nombre al anfiteatro Flavio junto al que que se hallaba, las termas de Trajano, el anfiteatro Flavio o Coliseo, tanto por fuera como por dentro, el templo de Venus, la Basílica de Majencio, exterior e interior con la estatua del emperador Constantino, el Campo de Marte, el Teatro de Pompeyo, el Panteón, que es sin ninguna duda el monumento romano mejor conservado de la ciudad,  la colina del Capitolio, el foro,  hasta, finalmente,  el arco de Septimio Severo con  una vista aérea de la ciudad.  
Rome Reborn es el nombre de la iniciativa de la Universidad de Virginia, en Estados Unidos, dedicada al desarrollo de un modelo digital de ilustración urbana en 3D de la Roma antigua, desde los primeros asentamientos a finales de la Edad de Bronce (año 1000 AC) hasta principios de la Edad Media (año 550 DC). La última versión de este viaje virtual a la capital italiana en el año 320 DC incorpora nuevos edificios emblemáticos como el Panteón e incluye animaciones

Ver más en: http://www.20minutos.tv/video/dhouxE47-un-recorrido-por-la-roma-antigua-en-3d/0/#xtor=AD-15&xts=467263





Y leamos, para concluir nuestro paseo, la reflexión que en forma de hermoso soneto  le dedicó nuestro Quevedo a una ciudad que, por mucho que la busquemos en la realidad, como el peregrino de Quevedo, no la encontraremos nunca en sus ruinas ni en los folletos turísticos de las agencias de viaje, porque no está allí, porque está en los libros. Allí sólo encontraremos el río Tíber, a cuya orilla nació todo un imperio, y el Tíber, como el río heraclitano, pasa, fluye, y eso es lo único, lo fugitivo,  que "permanece y dura".  Comunque, buon compleanno, Roma!

Buscas en Roma a Roma, ¡oh peregrino!,
y en Roma misma a Roma no la hallas:
cadáver son las que ostentó murallas,
y tumba de sí propio el Aventino.


Yace, donde reinaba el Palatino;
y limadas del tiempo las medallas,
más se muestran destrozo a las batallas
de las edades, que blasón latino. 


 Sólo el Tíber quedó, cuya corriente,
si ciudad la regó, ya sepoltura
la llora con funesto son doliente.


 ¡Oh Roma!, en tu grandeza, en tu hermosura
huyó lo que era firme, y solamente
lo fugitivo permanece y dura.


 

viernes, 18 de abril de 2014

Anfiteatros romanos

Aunque el anfiteatro romano más conocido en el mundo es el Coliseo de Roma -cuyo nombre original es anfiteatro Flavio-, son muchos los que están diseminados por lo que fue el vasto territorio del imperio. Desde el de El Djem, en Tunicia, donde se levanta como un espejismo, perfectamente conservado, en medio del desierto, hasta este que os propongo, menos conocido, de Pula, en la península de Istria en el mar Adriático, en la actual Croacia, por ejemplo.
Foto aérea del anfiteatro de Pula, en Croacia

Construidos en principio para combates de gladiadores y  "uenationes" -cacerías de animales salvajes como tigres o leones-, algunos llegaron a ofrecer "naumaquias" o espectáculos de batallas navales, para lo que se inundaron alguna vez.

 Anfiteatro de El Djem, en Tunicia.

Construidos en principio para combates de gladiadores o ludi gadiatori -gladius era el nombre de la espada corta que utilizaban los "gladiatores"- y  "uenationes" -cacerías de animales salvajes como tigres o leones-, algunos llegaron a ofrecer "naumaquias" o espectáculos de batallas navales, para lo que se creaba un lago artificial en la arena del anfiteatro. 

En la inauguración del Coliseo, llegaron a ser sacrificadas hasta cinco mil animales a lo largo de los cien días que duró, cuya carne se repartía para consumo entre los asistentes al final de la jornada. Marcial menciona elefantes, leopardos, toros, jabalíes, y animales más exóticos, como el rinoceronte.


Coliseo o Anfiteatro Flavio de Roma

 Lejos de nosotros este gusto por los espectáculos sangrientos para los que fueron destinados  los anfiteatros romanos en su origen, suelen dedicarse ahora, afortunadamente, a conciertos de música y a festivales de verano.  Sin embargo, un anfiteatro romano, perfectamente conservado,  el de Nîmes, en la Provenza francesa, celebra actualmente corridas de toros donde las reses son sacrificadas, igual que en los ruedos españoles de nuestra piel de toro carpetovetónico. 

 Escultura al torero, frente al anfiteatro de Nîmes

Os dejo este vídeo de una actuación en directo de 2cellos desde el anfiteatro de Pula, precisamente. 2cellos son un dúo de jóvenes violonchelistas croatas, llamados Luka y Stjepan, que han alcanzado la fama y el reconocimiento mundiales haciendo versiones de temas de la música pop, interpretados sólo con sus dos violonchelos, como por ejemplo este Where the streets have no name, ("Donde las calles no tienen nombre"), vieja canción de 1987 del grupo U2. Con su virtuosismo musical y su buen hacer y sus dos solos violonchelos, consiguen llenar un escenario como la arena de Pula y entusiasmar al público. Disfrutadlo, merece la pena.

domingo, 13 de abril de 2014

Apolo y las Musas, según Mingote

Así representó nuestro genial dibujante Antonio Mingote (2002) a Apolo y las Musas en esta amable y risueña litografía en ocho colores que evoca el mundo clásico. Tanto Apolo como las nueve Musas están perfecta y cuidadosamente caracterizados. Hijas todas ellas de Zeus y de Mnemósine, es decir, de Júpiter y de la Memoria, las nueve hermanas representan tradicionalmente las artes temporales, rítmicas o musicales (de ahí su nombre de Musas), es decir,  las artes que nosotros percibimos básicamente a través del oído. Las artes espaciales que percibimos a través de la vista, es decir, las Bellas Artes: Arquitectura, Escultura y Pintura carecen de musas.

En la cumbre de lo que podría ser el monte Parnaso vemos al rubio dios Apolo tocando el arpa, o la cítara, y presidiendo el coro de las nueve hermanas canónicas en su calidad de Apolo Musageta; a la derecha y en actitud dramática a Melpómene, musa melódica de la tragedia que nos hace llorar con sus trenos; a la izquierda, a Terpsícore, en actitud de prima ballerina, como musa de la danza que nos deleita con sus coreografías y bailes; más a la izquierda, con un reloj de arena y contemplando el universo, a la musa de la astronomía, la célica Urania; en lugar intermedio y debajo de las anteriores, distinguimos, por la izquierda a Erato tañendo la lira, musa de la poesía amatoria y lírica (lírica deriva  de lira, es decir, del acompañamiento musical que se hacía de los versos cantados con dicho instrumento); en el centro, con máscara cómica y actitud risueña, a  Talía, la musa festiva y jocosa de la comedia; a su derecha y en actitud pensativa y declamativa a la musa de la oratoria Polimnia, la de los muchos himnos, y por último, en la falda del monte, de izquierda a derecha, distinguimos a Euterpe, musa sonora de la música, soplando un instrumento de viento; a Clío, la musa gloriosa de la historia, leyendo un gran libro -por aquello, tal vez, de que la historia comienza con la invención de la escritura y el registro escrito de los hechos- y, finalmente, a Calíope, musa grandilocuente de la épica, con una heroica espada.

Se puede, si se quiere, hacer un estudio de la literatura clásica greco-latina y sus géneros literarios partiendo de las musas: ya se ha dicho que todas ellas son hijas de la Memoria y representan las artes rítmicas que percibimos básicamente por el oído. En su conjunto las nueve hermanas presiden tres artes básicamente: la Música (Euterpe), la Danza (Terpsícore) y la Literatura cuando todavía no se había convertido en documento escrito, sino que nacía y vivía en la tradición oral (las siete restantes).

Si atendemos ahora a la división de la literatura en cuanto a las diferentes formas de utilización del lenguaje, tenemos que decir que todos los génereos literarios hacen un uso rítmico del lenguaje verbal (hemos descartado ya el lenguaje corporal y gestual de la danza y la mímica, y el lenguaje musical). Sin embargo, unos géneros literarios, los más antiguos, tienen "metro", es decir, "medida", o sea el verso, y otros tienen ritmo, sí, pero no "medida", que serían los géneros prosaicos, ya que la prosa es mucho más reciente y está íntimamente relacionada con la fijación escrita.

Literatura en verso: Distinguimos básicamente:  poesía lírica (Erato), poesía épica (Calíope) y poesía dramática, con sus dos subgéneros: tragedia (Melpómene) y comedia (Talía).

Literatura en prosa: La distinción es aquí menos clara,  y brilla por su ausencia el género literario prosaico moderno por excelencia, la novela, que griegos y romanos descubrieron tardíamente y practicaron poco; contamos con novelas como El Satiricón de Petronio, El Asno de Oro de Apuleyo, o, entre las griegas, Dafnis y Cloe, de Longo, por ejemplo.    El género literario narrativo prosaico equivalente a nuestra novela sería la historiografía, representado por Clío. Otro género literario prosaico sería la oratoria (Polimnia), de vital importancia en el mundo antiguo,  hasta el punto de que sería algo inaudito ver a un Demóstenes o a un Cicerón leyendo un discurso escrito. Nunca se lo hubieran permitido. De hecho, muchos de sus discursos, que ahora podemos leer, fueron escritos después de ser pronunciados en el foro o ante los tribunales. La Musa menos especializada de todas, a la hora de atribuirle la presidencia de un género literario, sería Urania, que podríamos considerar la musa de la ciencia o de la filosofía, o incluso, de la poesía didáctica.


La ilustración de Mingote de Apolo y las Musas está tomada de aquí.

jueves, 10 de abril de 2014

Lo que vale un peine (II)


Este peine, labrado en hueso, fue encontrado en la tumba núm 5, la llamada "tumba de Héctor" en Oria,  provincia de Bríndisi, antigua Brundisium, en el sur de Italia,  la Magna Graecia, donde se establecieron numerosas colonias griegas como Nápoles, la "nea polis" o "nueva ciudad", por poner sólo un ejemplo.  Pertenece el peine a la segunda mitad del siglo I después de Cristo. 

Sus dientes tienen distinto tamaño: por la parte superior son más numerosos y finos, y por la parte inferior más gruesos y menos. El mango del peine está decorado con una célebre escena de la Ilíada de Homero: Aquiles arrastra en una cuadriga el cadáver de su rival, Héctor, al que acaba de dar muerte.  Una vez muerto, el cuerpo de Héctor fue lacerado por los griegos, y posteriormente atado por los tobillos al carro de Aquiles, que lo arrastra extramuros a la vista de todos los troyanos. Es de suponer que el dueño de este peine era un admirador de Aquiles, el héroe homérico de los pies ligeros, y de la Ilíada en general. El peine se encuentra ahora en Museo Arqueológico Nacional de Tarento, Italia.

Según la Iliada de Homero, sin embargo, el carro de Aquiles no era una cuadriga  tirada por cuatro caballos, célebres en el imperio romano por las carreras que se celebraban en el circo, sino una biga (carro tirado por dos corceles). En efecto, los caballos del carro de Aquiles eran  dos, y tenían nombre propio: Janto y Balio. Ambos eran hijos del viento Céfiro.   El dios marino Posidón se los había regalado a los que serían los padres del héroe, Tetis y Peleo, con motivo de su boda.  Durante la guerra de Troya, arrastraban el carro de Aquiles y causaban admiración.




Así dice el pasaje de la Ilíada, libro XXII, versos 395-409, en la estupenda y homérica traducción que hiciera Agustín García Calvo en hexámetros dactílicos con una rima asonante que recuerda a nuestros romances medievales (Editorial Lucina, 1995): 

 Dijo; y al célico Héctor le urdía obra de afrentas:
de ambos los pies por atrás le horadó los tendones que llevan
desde el talón al tobillo, y trababa boyunas correas;
y de su carro lo ató, y dejó arrastrar la cabeza.
Y, a la carroza subido, alzando las armas señeras,
dio golpe de látigo; y no de mal grado volaban las bestias.
Y de él polvareda subía al arrastre, y la cabellera
belnegreante se le alborotaba, en el polvo la testa,
graciosa hasta allí; pero Zeus les había ya dado venia
a los enemigos para ultrajarla en su propia tierra.
Tal su cabeza inudríase en polvo. Y la madre en la almena
de su cabello arrancaba; y tiró su rica albanega
lejos y, al hijo mirando, gimió con ansias y quejas;
y sollozó hasta dar lástima el padre; y las gentes en cerca
se enfervecían en llanto y quejumbre por la ciudadela.


Detalle de una jarra de plata para servir vino fabricada en Italia en la primera mitad del siglo I de nuestra era, que muestra a Aquiles sobre su carro, acompañado de su auriga Automedonte, arrastrando el cadáver de Héctor ante las murallas de Troya.
 
ο χτένι από τον τάφο 5, τον λεγόμενο «τάφο του Έκτορα» στην Όρια της Ιταλίας (1ος αι. μ.Χ.). Η λαβή του χτενιού διακοσμείται με μια εξαιρετικά δυναμική παράσταση: ο Αχιλλέας τρέχει με το άρμα του σέρνοντας πίσω τον νεκρό του Έκτορα. Είναι εύλογη υπόθεση ότι ο Αχιλλέας ήταν το ηρωικό πρότυπο του ιδιοκτήτη της χτένας αυτής. Εθνικό Μουσείο του Τάραντα. Πηγή: www.lifo.gr
Οστέινο χτένι από τον τάφο 5, τον λεγόμενο «τάφο του Έκτορα» στην Όρια της Ιταλίας (1ος αι. μ.Χ.). Η λαβή του χτενιού διακοσμείται με μια εξαιρετικά δυναμική παράσταση: ο Αχιλλέας τρέχει με το άρμα του σέρνοντας πίσω τον νεκρό του Έκτορα. Είναι εύλογη υπόθεση ότι ο Αχιλλέας ήταν το ηρωικό πρότυπο του ιδιοκτήτη της χτένας αυτής. Εθνικό Μουσείο του Τάραντα. Πηγή: www.lifo.gr
Οστέινο χτένι από τον τάφο 5, τον λεγόμενο «τάφο του Έκτορα» στην Όρια της Ιταλίας (1ος αι. μ.Χ.). Η λαβή του χτενιού διακοσμείται με μια εξαιρετικά δυναμική παράσταση: ο Αχιλλέας τρέχει με το άρμα του σέρνοντας πίσω τον νεκρό του Έκτορα. Είναι εύλογη υπόθεση ότι ο Αχιλλέας ήταν το ηρωικό πρότυπο του ιδιοκτήτη της χτένας αυτής. Εθνικό Μουσείο του Τάραντα. Πηγή: www.lifo.gr

jueves, 3 de abril de 2014

Derechos humanos, según Chumy Chúmez



Una viñeta del humorista gráfico Chumy Chúmez (1927-2003),  publicada en fecha 17 de octubre de 1968 en el ya desaparecido diario Madrid, en plena y oprobiosa dictadura de Franco, y tomada de aquí, donde la han retrovertido al latín, que es la lengua madre, sigue desgraciadamente de "rabiosa" actualidad.  ¿Será porque "hoy es siempre todavía"? 


(iura: los derechos (nominativo plural de ius iuris) / hominis: del hombre (genitivo singular de homo hominis) / tria: tres / sunt: son / videre: ver / audire: oír / et tacere: y callar)


martes, 1 de abril de 2014

En el aire (Manuel Vicent)




La inspiración de las musas no es más que eso: el don gratuito que tienen algunos seres para rescatar la carga perdida de arte y horror que está en poder del viento.

 (Apolo y tras él el coro de las nueve Musas, vistos por Gustave Moreau)

Permanecen en el aire todavía los versos de Safo y de Píndaro que se perdieron; las melodías que inventaron los pastores de Virgilio soplando una caña o el filo de una hoja seca, música de la naturaleza que se llevó el viento; los cánticos, las danzas rituales, las plegarias a unos dioses que también ignoramos; la filosofía y las tragedias escritas en pergaminos que se pudrieron o se hundieron en el polvo o ardieron en la biblioteca de Alejandría. Permanecen en el aire todavía los cuentos narrados de viva voz sobre las alfombras en las esquinas de Bagdad; los consejos de los sabios budistas, místicos y sufíes, que no encontraron respuesta en el corazón de los discípulos y siguieron viaje en el tiempo. Solo una mínima parte de toda la belleza y sabiduría que se ha creado desde el fondo de los siglos en este planeta ha llegado hasta nosotros, pero el resto de ese inmenso caudal no ha desaparecido. Si fueron rimas, canciones o fábulas están todavía suspendidas en la atmósfera; si las enseñanzas grabadas en tablillas de barro, en papiros, vitelas o pasta de celulosa se convirtieron en ceniza o estiércol habrán fecundado la tierra y ahora dan fruto en árboles llenos de pájaros; si un día naufragaron las naves griegas o latinas, los bajeles sarracenos o los barcos cristianos que transportaban dioses de bronce, ánforas con aceite y vino, monedas de oro o mapas de islas del tesoro, ese sagrado cargamento forma parte del mar que ahora navegamos. También han sido infinitos los crímenes que han quedado sin castigo, los ríos de sangre que se han evaporado, los gritos de dolor que llegaban hasta el horizonte. Los nombres de los asesinos impunes componen un cielo muy estrellado. Existen hazañas y matanzas que nunca fueron contadas, enigmas de la historia que han quedado sin resolver, vicios y perversiones que tampoco han sido confesados. El aire de un arte y un horror desconocidos respiramos, pero ese soplo es el sueño que excita solo la imaginación de los poetas, de los músicos, de los pintores, de todos los artistas y al final se hace carne. Realmente la inspiración no es más que el don gratuito que tienen algunos seres para respirar esa carga perdida de belleza y maldad y rescatarla del poder del viento.

Manuel Vicent
(Columna publicada en El País el 30 de marzo de 2014)